¿Por qué cannabis?

La planta de la cannabis, conocida y utilizada por la humanidad por sus efectos intoxicantes y relajantes por siglos, comenzó a ser estudiada a principios de los años 60, la ciencia pronto entendió que ¨esos efectos¨ se deben a que dos de sus  principales componentes, los cannabinoides THC (delta-9 tetrahydrocannabinol) y CBD (cannabidiol), tienen la capacidad de ser sintetizados por receptores específicos en el organismo y que tienen una composición orgánica casi idéntica a compuestos producidos naturalmente por el cuerpo que cumplen la función de transmitir información entre sus sistemas vitales, esto llevo al descubrimiento de el Sistema Endocannabinoide, una extensa red de comunicación celular encargada de mantener el equilibrio y balance natural.

 Este descubrimiento ha comenzado una revolución verde en el mundo como uno de los aportes mas prometedores y emocionantes en el campo del bienestar mientras la planta ha ganado terreno como una alternativa natural a los medicamentos tradicionales muchas veces agresivos e innecesarios. 

Sabemos que los perros, al igual que nosotros y todos los vertebrados, poseen un Sistema Endocannabinoide, por lo que pueden beneficiarse de los efectos terapéuticos de los compuestos orgánicos que se encuentran en la planta: los cannabinoides, los terpenos y los flavonoides. 

¿Qué son los cannabinoides?

Llamados fitocannabinoides cuando son de origen vegetal, son los compuestos químicos orgánicos mas abundantes y únicos de la planta de la cannabis, actúan en el sistema endocannabinoide y son los principales responsables de los efectos farmacológicos.

Hasta hace poco, el THC (delta 9 tetrahydrocannabinol) fue el más estudiado y es el causante de la sensacion “intoxicante”, aunque también tiene beneficios como relajante muscular, analgésico, estimulante del apetito entre muchos otros.

Otros cannabinoides presentes en la planta no producen esos efectos “tóxicos”, uno de ellos, el cannabidiol - CBD, ha despertado recientemente el interés de la medicina holística, desde actuar contra el dolor, la inflamación y el estrés, hasta el tratamiento de la epilepsia, las convulsiones, la reducción de células cancerosas, y muchos otros beneficios importantes.

 

Debido a este interes, en los ultimos años se han desarrollado cepas de la planta de la cannabis que poseen cantidades minimas de THC (menores al uno por ciento) y altos contenidos de CBD, haciendo de ellas variedades perfectas para la extracción de los cannabinoides sin efecto tóxico y su uso en animales.